«Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma.» -Cicerón