Si puedes soñarlo, puedes lograrlo

    Palabra de escritor / Irene Abecia

    • Fecha:20-08-2022
    Palabra de escritor / Irene Abecia

    MÁS QUE PALABRAS

    Irene Abecia Navarro

    Escritora

    Desde los sonidos de nuestros primeros balbuceos, siendo apenas chiquitas aspiraciones a convertirnos en personas adultas, las palabras se tornan en una herramienta muy poderosa.

    Esas primeras “mamá” o “papá”, que siempre permanecerán en el recuerdo de nuestros progenitores, significan dicha y ternura para ellos, aprendizaje para quienes las pronuncian.

    El llanto y los quejidos, incipientes maneras de expresar hambre, o dolor, o incomodidad, o simplemente una llamada de atención, se convertirán en poco tiempo en fonemas articulados con un propósito cargado de significado, para más adelante transformarse, casi siempre ya en la escuela, en letras enlazadas aprendidas como si de un nuevo y entretenido juego se tratara.

    Y es que algunas palabras pueden servir para crear numerosas y valiosas emociones. Crean ilusión, expresan amor, contagian alegría, infunden valor, otorgan perdón, iluminan la vida y dispensan esperanza.

    Otras, sin embargo, van cargadas de odio y rencor, envidia y desdén, tristeza y pesar. Son flechas cargadas de resentimiento, dardos cuyas puntas van cubiertas de veneno, en suma, son palabras destructivas, tóxicas.

    Tanto en la literatura como en la vida diaria, estamos rodeados de ejemplos de todo tipo de palabras. Véanse las obras que han escrito numerosos y célebres escritores haciéndonos soñar, conocer otros mundos, sorprendernos con extraños personajes que nunca hubiéramos conocido en nuestra realidad.

    Desde autores clásicos como Homero, rapsoda que transmitía heroicas gestas como la “Ilíada” y la “Odisea”, ambos poemas con minuciosas descripciones. O uno de mis favoritos, por sus sabios consejos todavía vigentes, Marco Aurelio, con sus “Meditaciones”, pequeño manual para tenerlo siempre en la mesilla de noche.

    Con la aparición de la “novela” allá por el siglo I a.C en Grecia, la trama se centrará en el amor idealizado de dos jóvenes, siendo Heliodoro un modelo en el mencionado género. Pero en la antigua Roma se van a presentar nuevos elementos: lo picaresco, lo fantástico, la parodia…incluso lo obsceno. Petronio y Apuleyo destacaron, entre otros, con el “Satiricón” y el “Asno de oro”, respectivamente.

    A partir de entonces, una abundante e increíble producción literaria de todos los géneros, nos ha transportado a escenarios fabulosos y dejado huella.

    Por eso, en adelante, estaré encantada de compartir con vosotros autores y sus principales obras, pero también de viajar. Si, viajar, literalmente, porque es otra pasión que me mantiene viva y a la que me dedico desde hace mucho tiempo profesionalmente.

    Soy Irene Abecia, un espíritu inquieto y curioso, viajera empedernida, escritora y crítica de cine y teatro. Nos vemos aquí, en “PALABRA DE ESCRITOR”.